Fundamental, leer la etiqueta

QUÉ QUIEREN VENDER vs QUÉ QUEREMOS COMPRAR

La publicidad y las letras grandes y vistosas de los etiquetados, nos dicen lo que al vendedor le interesa que sepamos de su producto, pero hay que saber más, para poder hacer una compra realmente saludable. Es por este motivo, que necesitamos saber interpretar las etiquetas de los productos, para poder elegir a nuestra conveniencia.

Sé que, en principio, es latoso pararse a leer las etiquetas y comparar (para empezar, por el pequeño tamaño de la letra que utilizan… yo les hago una foto con el móvil y la amplio). Busca la información sobre porciones, nutrientes e ingredientes, de los productos que te interesen.

Es posible además, que tengamos la información de cuál es el aporte de grasa, carbohidratos, proteína, etc., de ese producto, en relación al recomendado diario en porcentajes, basado en una persona que consume 2.000 calorías por día.

Qué tenemos que tener en cuenta, para seleccionar mejor los ingredientes de nuestra alimentación y llevar un estilo de vida más saludable?

MEDIDAS: Mira siempre las calorías y el aporte energético, por cada 100 gr. y no por porciones. Como ocurre con los snacks, por ejemplo, el peso es muy variable entre marcas y son muchas las ocasiones en que ingerimos más de una ración, por lo que el aporte puede ser inferior o muy superior al pretendido.

CALORÍAS: Elige productos que no superen las 100 calorías/100 gr.

PROTEÍNA: Recuerda que, para una persona de complexión física y actividad ‘normales’, el aporte diario de proteína recomendado, puede estar entorno a 1 gr. por cada Kg. de peso y que para este tipo de personas, la capacidad que su organismo tiene para asimilar proteína, es de unos 30 gr. por ingesta (es necesario repartir la proteína total diaria, en las 5 ingestas diarias), por lo que sólo en casos muy particulares, estaría recomendada una ingesta superior a ésta (leer más).

CARBOHIDRATOS: El total de carbohidratos está listado en letra negrilla y se mide en gramos (gr). El azúcar, el almidón y la fibra vegetal, conforman los carbohidratos totales que aparecen en la etiqueta. El azúcar aparece por separado. Todos estos carbohidratos elevan nuestro azúcar en la sangre. Si tienes diabetes y cuentas los carbohidratos, hazlo con el número de carbohidratos totales.

SIN AZÚCARES AÑADIDOS: Indica que no se añade más azúcar que del que los aportan alimentos que incluye el producto. De cualquier modo, es recomendable comprobar si utilizan algún tipo de edulcorante o sucedáneo.

GRASAS: Por salud, elimina aquellos productos con grasas saturadas, hidrogenadas, vegetal hidrogenada, parcialmente hidrogenada o trans (éstas, muy utilizadas en refrigerios y postres y también por locales de comida rápida, para freír). La grasa de nuestra dieta, ha de ser en lo posible, monoinsaturada o poliinsaturada (leer más).

ACEITES: Apuesta por el de oliva o girasol alto oleico y descarta el aceite vegetal de palma.

INTEGRAL: Un producto integral, debe estar hecho con harina de grano entero, no de harina refinada a la que luego le añaden salvado. Aunque el resultado pueda parecer similar, ni el aporte nutricional ni el proceso de absorción de los nutrientes, lo son.

RICO EN FIBRA: Elaborado con harinas a las que se le agrega como mínimo, 6 gr. de fibra por 100 gr.

DESNATADO: El hecho de que se reduzca el índice de grasa (nata), no garantiza que sea un producto adecuado para tu dieta. Habitualmente compensan esta merma con otros productos, para mantener la textura y el sabor.

SAL: El sodio es el ingrediente principal de la sal. Si una etiqueta indica que contiene 100 mgr. de sodio, significa que tiene aproximadamente 250 mgr. de sal. Una persona ‘normal’ debe consumir menos de 2.300 mgr. de sodio al día.


Curiosidades :

⇒  40 calorías por 100 gr., es el máximo que puede tener un producto para ser ‘bajo calorías’.  En el caso de los líquidos, el límite es de 20 calorías/100 ml.

⇒  Un producto etiquetado como ‘ligth’, tiene que reducir el contenido de uno o más nutrientes un 30% con respecto a un producto similar.


Sabiendo esto, confío en que te animes a fijarte más en las etiquetas de los productos que compras. Para cualquier duda, contacta con nosotros.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s